Nuestra historia

Nuestra historia: más de 125 años cuidando de ti

En 1895, hace más de 125 años, abrió sus puertas lo que hoy es el Hospital La Salud.

Lo hizo como Instituto Ginecológico del Doctor Manuel Candela, médico y propietario del centro, que estaba administrado por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana que se encargaban también de los servicios asistenciales.

Posteriormente, en 1915, el centro pasa a ser propiedad de la Congregación y el nombre del hospital cambia a La Casa de Salud del Inmaculado Corazón de María.

En este momento, el centro pasa de atender solamente a mujeres y niños a convertirse en hospital general.

Exceptuando los tres años de la Guerra Civil, periodo en que las hermanas tuvieron que abandonar el hospital de forma obligatoria, el centro no ha cambiado de manos.

Desde sus orígenes, el centro fue conocido por contar con los últimos avances tecnológicos y técnicos y nunca renunció al espíritu innovador y moderno de su fundador.

En el momento de su construcción, el centro contaba con 2 quirófanos, un laboratorio y 12 habitaciones.

Profesionalidad, hospitalidad y amabilidad son los principios con los que las Hermanas de la Caridad de Santa Ana han trabajado desde siempre con el objetivo de conseguir el mayor bienestar de los pacientes adaptándose a los cambios médicos, científicos y sociales que se han ido imponiendo en cada momento.

Desde 1915 el hospital se ha ido ampliando tanto a nivel de infraestructura como de instrumental para poder ofrecer una asistencia integral al paciente, pero con la seguridad de contar con la tecnología más puntera y los mejores profesionales.

Las grandes innovaciones en el hospital llegaron en la década de los 60. Si hasta ese momento el hospital cubría los puestos de enfermería, en su gran mayoría, con personal religioso, en ese momento debe ampliar plantilla. Las especialidades médicas se multiplican y aparecen los primeros equipos multidisciplinares.

La organización comienza a gestionarse con criterios empresariales.

En marzo de 1972 se inaugura un nuevo edificio de 5 plantas con 105 habitaciones, 119 camas, y una ampliación del servicio de ginecología y obstetricia que pasa a tener 4 salas de dilatación, 4 salas de parto y 2 quirófanos.

Además, se completa la sala de neonatología y otros servicios auxiliares.

En 1978 se inauguran las Urgencias y un año más tarde el laboratorio.

En 1981, se abre la Unidad de Hemodiálisis y una Escuela de Formación Profesional de segundo grado en las ramas de laboratorio y Rayos X.

Años más tarde, se inaugura el edificio de Consultas Externas en la calle Justo y Pastor

Back to top