Cardiología infantil

Noticias relacionadas

Profesionales de la especialidad

Cardiología Infantil

Diagnosticamos y tratamos defectos estructurales del corazón, trastornos en el ritmo cardiaco y patologías congénitas o adquiridas desde recién nacidos hasta la adolescencia. Además, en el caso de que vuestro hijo/a tenga alguna afectación del corazón, contamos con un equipo de Pediatría multidisciplinar que os atenderá de forma integral y con la tecnología más adecuada para realizar las pruebas diagnósticas necesarias.

Te asesoraremos desde el momento del diagnóstico y os acompañaremos, a ti y a tu familia, en todo el proceso: aparte de tratar a vuestro hijo/a, os proporcionaremos recomendaciones y soporte para su adecuado desarrollo físico, emocional y psicosocial.

Patologías

Cardiopatías congénitas

Son lesiones anatómicas que se presentan por alteración en las etapas de formación del corazón. 

Gracias al avance de la medicina fetal un gran porcentaje de las cardiopatías complejas se detectan actualmente durante la gestación o en los primeros días o semanas de vida del recién nacido. Sin embargo, no todas las cardiopatías se manifiestan al nacer. En algunos casos, aunque sean congénitas, aparecen años después. 

Las cardiopatías congénitas no son infrecuentes, aproximadamente 8 de cada 1000 recién nacidos son afectos. De éstos, se estima que un 25-30% requerirán intervención quirúrgica y precisarán de un equipo multidisciplinar para la consecución de objetivos comunes

Cardiopatías adquiridas 

Son lesiones causadas por enfermedades durante la infancia como la fiebre reumática, la enfermedad de Kawasaki entre otros, pudiendo afectar tanto la función, así como diferentes estructuras cardiacas.

Las miocardiopatías son un conjunto de enfermedades del musculo cardiaco que causan una alteración en la función del mismo y que tienen un origen diverso: genético, metabólico o infeccioso entre otros.

 

ENFERMEDAD DE KAWASAKI*

 


 

Esta patología es una inflamación de las arterias del organismo. Normalmente aparece en niños/as menores de 5 años

Es una enfermedad muy rara y una de las principales causas de enfermedad cardiaca adquirida en niños/as de países desarrollados. La complicación más temida de esta patología es que aparezcan aneurismas coronarios, cosa que sucede en el 20% de los casos si no se trata adecuadamente. 

Si tu hijo/a tiene fiebre durante más de 5 días, no responde a antibióticos, y tiene sarpullidos, nódulos linfáticos inflamados, los ojos y/o labios rojos, uy la garganta y lengua inflamadas, pueden ser síntomas de esta enfermedad

Ductus arterioso* 

Es un pequeño vaso que comunica la aorta con la arteria pulmonar. Normalmente se cierra justo después de nacer. Si no lo hace, se produce una mezcla entre la sangre oxigenada que va por la aorta y la poco oxigenada que circula por la arteria pulmonar. 

Los síntomas más persistentes del ductus arterioso son:

    • Dificultad para respirar
    • Color azulado de la piel
    • Retraso en el desarrollo
    • Cansancio
    • Soplo cardiaco
    • Agrandamiento anormal del corazón

Dependiendo de la edad del niño o de la niña, de la gravedad de la enfermedad y de los síntomas se puede observar y controlar o cerrarlo bien percutáneamente (con cateterismo), bien con cirugía.


*  Información elaborada a partir de la publicada en la web de la Fundación Española del Corazón

Prevención de la muerte súbita

El 20% de las muertes súbitas se produce por arritmias no diagnosticadas. Son muertes naturales, inesperadas y rápidas. 

En los niños no lactantes, la incidencia es baja y en su mayoría causada por cardiopatías congénitas. Por ello la prevención en este caso es fundamental. 

Tan importante como llevar un hábito de vida saludable (no fumar, comer sano, hacer deporte…) es realizar un chequeo cardiovascular previo a la práctica deportiva (linkear a este apartado en cardiología adolescencia)

Soplo inocente o funcional

Los soplos son ondas sonoras, resultados de turbulencias en la corriente sanguínea que circula a gran velocidad, originando vibraciones que son audibles durante la valoración médica de los pacientes. 

Nos referimos a soplos inocentes o funcionales aquellos detectados en corazones estructuralmente sanos detectados durante la infancia o adolescencia.

Una vez valorado correctamente el paciente y si tu hijo ha sido de soplo inocente, no te preocupes, no tiene ningún problema grave en el corazón. Todos o casi todos hemos tenido de niños un soplo en el corazón sin que eso haya repercutido en nuestra salud. Normalmente desaparecen con la edad adulta, aunque no siempre.

Dolor torácico

Síncope

Noticias relacionadas

Back to top