Neumología infantil

Noticias relacionadas

Profesionales de la especialidad

Neumología Infantil

En esta consulta estudiamos al niño/a de forma integral y nos basamos en la importancia de la prevención y la educación sanitaria, así como en diagnosticar y tratar a vuestro hijo/a de la forma más adecuada según su patología. 

La información que le ofrecemos a continuación os ayudará a conocer qué síntomas respiratorios son causados por una enfermedad o infección y cuáles son causados por condiciones que no son necesariamente respiratorias. También os ayudaremos a reconocer cuándo vuestro hijo/a necesita atención médica.

Patologías

Rinoconjuntivitis

Habitualmente es de causa alérgica, bien de presentación estacional (polenes) o perenne (ácaros, hongos )

Los síntomas habituales son 

      • Congestión nasal
      • Picor (“saludo alérgico “)
      • Estornudos
      • Hidrrorea ( moco fluido y transparente ) 
      • Ojos : enrojecidos, picor y lagrimeo

Croup

La enfermedad conocida como croup (traquiolaringobronquitis) incluye inflamación de la tráquea, la laringe y bronquiolos (pequeños tubos que llegan a los pulmones). Se reconoce por una “tos de perro”, que usualmente aparece durante la noche. Los niños/as entre 3 meses y 3 años son los más susceptibles a esta enfermedad.

Sinusitis

Es una infección viral que afecta el sinus y el pasaje nasal, causando inflamación y exceso de moco. Esto dificulta que tenga un drenaje correcto por lo que el moco se acumula permitiendo el depósito de gérmenes. La infección puede causar presión en el sinus y dolor. 

Los signos y síntomas de esta patología son:

      • Infección respiratoria alta que puede durar más de 10 días sin mejorar
      • Congestión nasal 
      • Tos de predominio nocturno
      • Moco espeso color verdoso 
      • Dolor facial o dolor de cabeza
      • Puede dar fiebre

Bronquiolitis

La bronquiolitis es causada por una infección que afecta los bronquiolos que llevan el aire a los pulmones. Cuando estas vías se inflaman se hinchan y se llenan de moco, haciendo difícil respirar. Ésta enfermedad afecta a la mayoría de los niños/as típicamente durante los primeros dos años de vida, con una mayor ocurrencia entre los 3 y los 6 meses.

La bronquiolitis es usualmente causada por el VSR. También puede ser causada por un resfriado, el virus influenza y el metapneumovirus humano, que provoca neumonía. 

Los signos y síntomas son:

      • Tos
      • Fiebre
      • Aumento en la frecuencia respiratoria
      • Respiración corta y rápida
      • Retracción de los músculos y piel alrededor del cuello y pecho al respirar
      • Aleteo nasal

Si ves que tu hijo/a empeora, solicita un adelanto de tu cita o acude de inmediato a Urgencias, sobre todo si observas alguno de estos los síntomas de alerta:

      • Si su hijo/a está vomitando y no puede retener los líquidos. Puede estar deshidratado por la falta de apetito o los vómitos, y los pañales están más secos de lo normal.
      • Si su hijo/a está más soñoliento que habitualmente
      • Si la piel del niño/a se torna de color morado; especialmente alrededor de los labios o en las yemas de los dedos. Si se pone pálido/a y sudoroso/a.
      • Si se fatiga mucho con las tomas y casi no come.
      • Si respira peor, respira cada vez más deprisa, se le marcan las costillas, mueve mucho el abdomen, se le hunde el pecho o deja de respirar durante unos segundos.
      • Si padece una enfermedad de corazón o fue prematuro (nació antes de tiempo). En estos casos, contacta con el médico en cuanto aparezcan los primeros síntomas.

Neumonía

La neumonía (antes llamada pulmonía) es una infección bacterial del pulmón. El inicio de una neumonía generalmente se caracteriza por un cuadro previo de resfriado (se habla muchas veces de “un resfrío mal cuidado”), que luego compromete las vías respiratorias inferiores provocando la inflamación de los alvéolos. 

Los pulmones producen extra fluido que se acumula en las vías respiratorias. Generalmente su utilizar RX para diagnosticarla.

Sus síntomas son:

      • Fiebre
      • Tos
      • Respiración rápida
      • Decaimiento y falta de apetito
      • Sonido fuerte al exhalar
      • Retracción de los músculos y la piel alrededor del cuello y el pecho con cada respiración

Asma

El asma es una de las causas más comunes de hospitalización y visitas en las consultas en este grupo de edad. Los niños/as con asma tienen las vías respiratorias sensibles y se les irritan con facilidad. 

Cuando están expuestos a ciertos provocadores -como virus, alérgenos, humo de segunda mano, irritantes químicos, frío o polución ambiental- las vías respiratorias se inflaman produciendo exceso de moco, inflamación en las mucosas y constricción en los músculos del aparato respiratorio. El resultado es obstrucción del aire, pecho apretado, tos, problemas para respirar y sibilancias. 

El asma en los niños/as varía de acuerdo a la edad, y se diagnostica y trata de forma distinta que en los adolescentes o adultos. La manera en que el asma afecta a los niños/as varía además en cada menor, y los síntomas pueden mejorar o empeorar en cada caso en particular. 

Síntomas:

      • Tos, especialmente en la noche
      • Sibilancia (sonido como pito en el pecho)
      • Dificultad respiratoria
      • Falta de aire al hacer ejercicio o jugar
      • Aumento del ritmo cardiaco

El tratamiento del asma comprende  

      • Tratamiento de rescate de la crisis de asma 
      • Tratamiento preventivo o mantenimiento administrado el fármaco de forma diaria.  
      • Tratamiento etiológico o de la causa.
      • Medidas ambientales
      • Inmunoterapia (“vacunas “)
      • Educación del paciente y de sus familiares, para que conozcan la enfermedad, los tratamientos, cuándo utilizarlos y cuándo interrumpirlos, qué se puede esperar de cada tratamiento, y saber usarlo cuando haya alguna técnica especial de administración de alguna medicación.

 

 

Noticias relacionadas

Back to top