En casa

“Cuando estés en casa, seguiremos a tu lado”

Apoyo emocional al parto

Ningún bebé llega con un libro de instrucciones bajo el brazo. Una vez en casa puedes sentirte indecisa o desbordada. No te preocupes. Lo harás bien. Pero si nos necesitas, estaremos contigo.

La Salud pone a tu disposición a través del Instituto Psicológico de Infancia y Familia (IPINFA) una sesión personalizada donde puedas consultar tus dudas completamente gratis llamando al teléfono 636 26 71 54  y diciendo que has dado a luz en La Salud.

Además, podrás acceder en condiciones ventajosas al programa PAPMI® diseñado para ayudar a los papás y mamás a promocionar un apego seguro en sus bebés durante las primeras etapas de desarrollo a través de un equipo de psicólogas especializadas en crianza y desarrollo emocional que acompañan mediante visitas trimestrales personalizadas a los bebés y sus familias desde el nacimiento hasta los 2 años de vida.

Y recuerda que si tu bebé se pone malito o hay algo que te preocupe, también estaremos a tu lado. Nuestro servicio de urgencias pediátricas está a tu disposición las 24h con un pediatra presencial para atenderte

Para que la vuelta a casa te genere menos intranquilidad, ten en cuenta estos consejos:

PARA LAS MAMÁS


Tienes que tener claro que, si tú estás bien, tu bebé estará bien, porque ese círculo mágico que se crea cuando lo tenemos en brazos o lo estamos mirando es su mundo. Ahí dentro está todo lo que necesita estas primeras semanas de transición en las que está adaptándose a la vida. 

Concéntrate en lo esencial: 
  • Come bien: Lo ideal es despreocuparte completamente porque tienes en tu congelador comida que te gusta en porciones para cada día de las cinco próximas semanas. Si no lo tenías previsto hay solución. Cuando prepares tú, o quien te acompaña, una comida, procurar que sea de cuchara y hacer una cantidad que permita dividir en 4 o 5 porciones, si en vez de una olla aprovechas y se prepara a la vez otra cosa sencilla, con la misma idea, ya tendrás cubiertos dos días a la semana para las próximas.  En dos o tres ocasiones que se haga eso, ya lo tienes.  Los guisos con carne con pescado, con legumbres, con verduras, caldos, son sanos y funcionan superbién.
  • Descansa: Vas a tener un sueño interrumpido. El bebé duerme 18-19 horas al día al principio sin distinguir día de noche. Considera que eres parte de esa transición de adaptación y prioriza dormir, aprovecha cualquier oportunidad, para sacar al menos ocho horas. Si no duermes descansa, te ayudará a estar mejor para ti y para tu bebé. 
  • Conecta: Un bebé en la familia es un motivo de alegría para todos, Pero en estas primeras semanas es importante recuperar algo de control por eso es mejor que acuerdes que serás tú la que llames o marques los momentos de visitas, así evitas ser interrumpida en el descanso, o el aseo… etc. Conectar con tu bebé requiere tranquilidad, mirarlo y admirarlo… conectar con los tuyos también es importante y entenderán que tú marques los tiempos. Da un espacio a conectar contigo misma y con quien te acompaña, teniendo tus momentos.

Estos ESENCIALES ayudaran a que la tristeza postparto sea más leve y la puedas llevar mejor. En 3 o 4 semanas verás cómo vas sintiendo que vuelves más a tu ser.

 

PARA LOS PAPÁS


Tienes que tener en cuenta que cuando coges en brazos a tu bebé o lo contemplas tú también eres todo su mundo. También aquí hay círculo mágico. Ahí dentro está todo lo que necesita estas primeras semanas de transición en las que está adaptándose a la vida. 

 

Concéntrate en lo esencial:
  • Apoyo emocional y de cuidados: Presta todo el apoyo posible a la mamá. Asegúrate que duerme y come bien y dale todo el apoyo emocional.  Es esencial que mantengas la intendencia, las comidas y todas las medidas de higiene y de protección para la familia. Esto facilita la vida estas semanas para todos. Tú tienes que cuidarte también para poder cuidar. 
  • Gestión del estrés especialmente por el llanto del bebé: Cuando el bebé llora, mantén la calma mientras pruebas diversas maneras de tranquilizarlo. Al principio los bebés están protestando, quejándose o llorando hasta unas dos horas al día. Eso solo son las primeras semanas porque a los dos meses, más o menos bajan a una hora al día.  Si llora más de 3 horas, 3 días a la semana es posible que sufra de cólicos, son dolorosos y hasta un 25% de los bebés los padecen las primeras seis semanas. Consulta con tu pediatra para ver que podéis hacer para aliviarlo.  Túrnate con la madre para que se sobrelleve mejor. 
  • Conexión: Habla con tu pareja sobre la gestión de los espacios y tiempos de conexión con el bebé y entre vosotros y la conexión con la familia exterior

Apoyo a la lactancia
materna

Aunque hayas asistido a los talleres de lactancia en el hospital, sabemos que a veces la lactancia materna se complica al llegar a casa. Por eso, cuentas con una unidad en la que te puedes apoyar para continuarla tanto tiempo como quieras.

En ella te atenderán una pediatra y una asesora en lactancia. Y contarás, en caso necesario, con el apoyo de una psicóloga especializada en la mujer lactante, una psicóloga infantil, un cirujano pediátrico y un cirujano de mama.

 

Puerperio

El puerperio o cuarentena es el periodo que sigue al parto y que se extiende aproximadamente unas 6-8 semanas o 40 días. 

El puerperio comprende 3 etapas: 

    • El posparto inmediato, que abarca las 24 horas posteriores a dar a luz
    • El puerperio que abarca del 2º al 7º día y es donde se inicia la lactancia
    • El puerperio tardío que va desde el 8º día hasta las 6-8 semanas después del parto

Es un momento en el que tu cuerpo va volviendo a su estado anterior al embarazo tanto a nivel físico como hormonal. 

Durante este tiempo tu cuerpo volverá a cambiar. Debes cuidarte mucho para estar fuerte y poder atender a tu bebé. No te abandones a ti por cuidar a tu bebé. Él/ella te necesita sana y fuerte. Es necesario que durante este periodo acudas a las revisiones que marque tu ginecólogo/a para evitar cualquier problema. Debes tomar complementos vitamínicos adaptado a este periodo estés lactando a no.

Durante el puerperio es normal:

    • El sangrado como una regla durante los primeros días. No te extrañes, irá disminuyendo durante las siguientes semanas y transformándose en flujo amarillento. Tanto el sangrado como el flujo tienen un olor fuerte. Son los llamados loquios. Si se produjera un sangrado más abundante que una regla o los loquios olieran mal consulta con tu ginecólogo/a.
    • Que la temperatura corporal oscile entre 37 y 37,5. Se pueden detectar picos de temperatura de hasta 38 coincidiendo con la subida de la leche. Si tienes una temperatura superior a 38 de manera continuada consulta con tu ginecólogo/a o acude a urgencias.
    • La sudoración nocturna debida a la deprivación hormonal.
    • Los cambios de humor o labilidad emocional. Si te sientes demasiado triste o rechazas cuidar al bebe, no te sientas mal, puede pasar, pero consulta inmediatamente con tu ginecólogo/a porque puede ser que estés sufriendo una depresión postparto.
    • Durante este periodo son habituales las hemorroides y el estreñimiento. En caso de que persistan, acude también a tu médico.

 

Talleres para las familias

Cuando te conviertes en mamá o en papá, son muchas las dudas que te surgen sobre cómo actuar en caso de que a tu hijo/a le pase algo. Por ello, desde Pediatría organizamos periódicamente unos talleres para las familias en los que te enseñaremos a realizar por ejemplo una reanimación cardiopulmonar o te daremos las pautas a seguir en caso de que debas practicar los primeros auxilios. 

 

Depresión post parto

Rehabilitación del
suelo pélvico

Caida del cabello
después del parto 

Dos o tres meses después de dar a luz puede ser que se te empiece a caer el cabello. No te preocupes, es bastante habitual y les sucede a casi todas las mamás. 

Si normalmente perdemos de 50 a 100 cabellos al día, en esta fase del post parto se caen mucho más. Después de dar a luz, las hormonas se reequilibran, disminuyen los estrógenos, vuelve la producción un poco más elevada de testosterona y el cabello entra en una fase denominada telógena y se cae. 

En un mes más o menos, la caída de tu cabello debería detenerse. El pelo retoma su ciclo habitual de crecimiento a los 6 meses de haber sido mamá. 

Al contrario de lo que muchos piensan, la lactancia materna no tiene nada que ver con la caída del cabello. Es un falso mito. No olvides que amamantar a tu bebé es la mejor herencia que le puedes dejar.

Para fortalecer tu cabello además deberías:

    • Llevar una dieta rica en proteínas (no tienen por qué ser de origen animal) hierro, y zinc.
    • Ingerir alimentos que contengan vitamina B como el aguacate, pollo (a poder ser ecológico para evitar carnes alimentadas con hormonas y/o antibióticos), avena…
    • Ingerir alimentos con vitamina A y C presentes en muchas frutas y hortalizas
    • Cuidar los niveles de calcio y hierro
    • Prescindir del secador, planchas…et en la medida de lo posible

 

Tiroiditis postparto

Tras el parto, se puede producir una alteración inflamatoria del Tiroides que cursa con alteraciones en la función del tiroides, generalmente un hipertiroidismo  seguido de hipotiroidismo

Además, tras el parto pueden producirse brotes de hipertiroidismo en mujeres que previamente lo habían sufrido.

 

Hernia umbilical

Se produce cuando el intestino sobresale a través del ombligo y notamos un bulto o una hinchazón es esa zona. Es la hernia de pared abdominal más frecuente. Las mujeres durante y después del embarazo y las personas con sobrepeso son más propensas a poder desarrollar una hernia umbilical. 

El tratamiento es quirúrgico

Back to top